La fidelidad de la reproducción del modelo 3D está garantizada por la prueba.

A través de la utilización de software, máquinas y tecnologías de la medición óptica, el reparto de probación adquiere el modelo 3D y confronta las cuotas establicidos en el proyecto virtual con las reales, poniendo en evidencia eventuales alejamientos de las tolerancias.

Los controles de conformidad se realizan durante todo el proceso de producción para verificar también los semi-elaborados y garantizar la correspondencia del lay-out funcional, dentro de la línea de producción del cliente.

El suministro del equipo al cliente está acompañado por un documento que contiene en copia todo el proyecto técnico y la nota de comprobación de dimensiones. Dicha documentación facilita todas las actividades de gestión del producto y, en especial, las operaciones de mantenimiento.